sábado, 3 de abril de 2010

CONSIDERACIONES SOBRE LA VACUNA H1 N1



Ante varias consultas, he estado analizando varias fuentes de información, tanto Oficiales como No Oficiales, sobre la Vacuna para la Gripe H1N1, más conocida como la Gripe Porcina.

Es importante decir, primeramente, que todo medicamento o vacuna tiene un riesgo potencial de efectos adversos, y que estos estadísticamente son proporcionalmente bajos frente a los efectos terapéuticos, y que están también condicionados a factores genéticos, sexo, edad, ambientales e interpersonales

Los medicamentos que utilizamos, dentro de su desarrollo pasan por tres fases previas antes de su comercialización, denominadas Fase I, II y III, donde se evalúa toxicidad, efectos adversos, dosis mas adecuadas, y seguridad de los mismos. Normalmente en las fases II y III, se realizan estudios en pacientes donde se evalúan los factores señalados, pero en una población limitada. Posteriormente está la Fase IV o Post Marketing, donde ya se evalúa el medicamento en un mayor número de pacientes, donde se pueden confirmar la inocuidad o gravedad de los efectos adversos detectados en las fases previas, o descubrir otros.Desde mi punto de vista, esta es la fase más importante de evaluación de la seguridad de un medicamento, ya que no hay un control directo por parte de los Laboratorios Farmacéuticos en la evaluación del fármaco, ya que normalmente esos estudios son pagados y tienen sesgo. El período transcurrido desde el inicio del estudio del fármaco hasta su comerciaizacion, puede superar facilmente los 10 - 15 años.

A su vez, en ciertas condiciones excepcionales, como por ejemplo una pandemia, o en su tiempo con el VIH, los laboratorios son autorizados a realizar los estudios en tiempos más cortos, y comenzar a utilizar el medicamento en la población, con lo cual se aumenta el riesgo de detectar efectos adversos tanto simples como severos que puedan generar daño en la poblacion.

Volviendo al caso de las vacunas,si evaluamos la vacuna para la influenza estacional que se ha aplicado en Chile hasta el 2009 (llamese Vaxigrip, Fluarix, y otras con cambio de cepas anualmente), de la cual si se tienen datos de uso más prolongado en el tiempo, versus la nueva para la H1N1 (Bioflu y otras),para ésta no hay casuistica suficiente, en cuanto a tiempo y poblacion inoculada, como para afirmar que la vacuna H1N1 es segura o peligrosa, independiente de los reportes que se mencionan en varios sitios web y otras fuentes, que la avalan o rechazan.

Los efectos adversos que se pueden presentar al aplicar la vacuna (asi como las otras vacunas anti influenza) son:

- Fiebre
- Dolor en la zona de aplicación
- Disnea, Faringitis, Rinitis
- Convulsiones, Mareos, Parestesias
- Reacciones alérgicas, que pueden llevar a un shock anafiláctico, ya se por reacción al componente de la vacuna, como a sus excipientes
- Trombocitopenia
- Como en la mayorìa de las vacunas, para la influenza,uno de los potencialmente graves es el Sindrome de Gillan Barré, que es un trastorno grave que ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) ataca parte del sistema nervioso por error. Esto lleva a que se presente inflamación del nervio, lo que ocasiona debilidad muscular.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000684.htm

Debido a que no siempre son informadas las reacciones adversas, y que estas notificaciones son de caracter voluntario, tanto por el paciente, médico, farmacéutico u otro profesional de la salud, no siempre es posible tener un cálculo exacto sobre su incidencia y prevalencia, y por tanto tener certeza de que la vacuna u otro fármaco va siempre a provocar efectos nocivos o no.

Por tanto, se necesita un analisis de nuestra realidad antes de emitir un juicio definitivo. Ese análisis se llama farmacovigilancia, es decir realizar el seguimiento de la acción de un medicamento luego de su aplicación en un paciente o población determinada, con el fin de detectar efectos adversos, toxicidad y ser reportados a la agencia de salud correspondiente, en este caso el ISP para su evaluación, con el fin de salvaguardar la salud de la población. A su vez, esta información es útil para el médico tratante, porque puede evaluar modificación o cambio de la terapia, ya que en algunas ocasiones son más los efectos adversos que los efectos beneficiosos de un fármaco, que no permiten un manejo adecuado de la patología tratada, y a su vez generan otras afecciones.

Al contrario de la vacuna H1N1, la vacuna de la gripe estacional ha demostrado seguridad, según mi criterio , pues llevo mas de ocho años viendo su uso en personal de instituciones de salud, pacientes y familiares, no he observado mayores efectos adversos, ni a corto ni a largo plazo. Por tanto en un primer análisis no sería recomendable administrar la vacuna, si no es previamente consultado a su médico tratante, y debido, principalmente a que el grado de mortalidad de la gripe porcina es sustancialmente menor comparado con otras influenzas, que si tienen mayor tasa de mortalidad, según las estadísticas reportadas tanto por el Minsal como por agencias internacionales. El riesgo de mortalidad siempre es mayor si se esta en presencia de otras patologías o en cuadro de inmunosupresión.

A pesar de las fuentes de informacion donde indican grados de toxicidad y problemas a corto y largo plazo de la vacuna H1N1y otras que aseguran su seguridad, ya se ha empezado a inocular en nuestro país, por lo que ahora es necesario evaluar en la poblacion que está sucediendo, es decir realizar la farmacovigilancia del producto. Estamos elaborando un plan de seguimiento para las personas que ya se han inoculado con la Vacuna H1N1, para evaluar en el tiempo su seguridad, o detectar alguna potencial reacción adversa. Para tal motivo, las personas que lo deseen, pueden contactarse via mail a ciffaloa@gmail.com, para obtener mayor información sobre el servicio u otras consultas derivadas de este tema.

Recuerden siempre es bueno informarse, y consultar a su medico o farmacéutico.